Pompei - Ercolano

Pompeya actualmente es un destino turístico intensivo que atrae por la posibilidad de descubrir los restos del antiguo esplendor del Imperio Romano. Pompeya fue semidestruida en torno al 80 A.d.C, cubierta por la erupción del Vesubio en el 79 d.C. y olvidada con el paso de los siglos. Las excavaciones comenzaron en el siglo XVIII y fueron sacando a la luz fabulosas villas romanas con frescos bien conservados, un anfiteatro y muchos otros restos arqueológicos que demuestran la antigua prosperidad¹ de esta ciudad. Las excavaciones no han terminado todavía, y actualmente prosiguen con la finalidad de dar a la civilización moderna los tesoros del pasado. También Herculano fue destruida con Pompeya por la erupción del Vesubio del año 79 d.C. Herculano era la zona residencial; no tenía la importancia comercial de Pompeya, pero sí ricas villas de romanos de buena posición. Herculano fue sumergida por un torrente de lava que se transformó en un mineral de toba ligero que permitió la conservación de muchos de los frescos y objetos que hoy pueden verse. Una parte de la vieja Herculano está todavía hoy cubierta, por lo cual las excavaciones continúan.